Ya llega el invierno

1+

Nubes oscuras empiezan a cubrir el azul del cielo, el clima trabaja mientras muchos duermen y así mientras todavía es de madrugada, las primeras gotas de agua se escuchan caer sobre el techo, una a una van mojando toda la superficie debajo del cielo, una cosa es segura: El invierno ya esta aquí.

Y con el invierno, llegan las fastidiosas enfermedades respiratorias, nadie escapa de ese ligero resfrío o de la estresante sinusitis causada por el dichoso cambio de clima.

No obstante, en los hogares de cada casita nicaragüense siempre se ha ideado alguna forma de tratar con estas enfermedades comunes y muchos están ocupando estos mismos remedios caseros, para elevar las defensas y proteger a su familia de la pandemia que está afectando a todos.

Esta vez, vengo a compartirte algunas de estas medicinas tradicionales más comunes y esenciales para esta época del año.

¿Quién no ha padecido de Tos en algún momento? Todos estamos expuestos a ella, de hecho podríamos decir que la Tos, es un acto reflejo o voluntario, que tiene el propósito de expulsar la suciedad de nuestras vías respiratorias.

No importa la clase de tos que sea, siempre es una molestia. Estas pudieran ser causadas por un leve resfriado hasta por enfermedades más serias como: Faringitis, bronquitis, neumonía, tuberculosis, etc. ¿Que tratamiento se puede utilizar?

Tenemos dos tipos: El primero nos permite atacar aquella tos que causa mucosidad o todo lo contrario un tos seca, producida por enfermedades muy serias como el Asma; este tipo de tratamiento se le llama “Expectorantes”. Si presentas síntomas parecidos a estos, puedes usar:

  • Albahaca: Infusión de las hojas, vía oral.
  • Cardosanto: Infusión de la savia o secreción del tallo, vía oral.
  • Hisopo: Infusión de la raíz, vía oral.
  • Orocruz: Infusión de los rizomas, vía oral.
  • Pichichío: Pulpa de los frutos e inhalaciones.
  • Sanguinaria: Cocimiento de la planta, en forma oral.
  • Zacate de limón: Infusión de hojas, tallos y rizomas, vía oral.

Luego están los “Sedantes”, que se utilizan para accesos de tos o tos persistente, esa tos que no te deja un minuto tranquilo, tales como: Tos de resfríos comunes y de infecciones bronquiales; Para ello es recomendable los siguientes remedios caseros:

  • Cebolla: Jugo de la cebolla, una cucharadita diluida en agua, vía oral.
  • Chayote: Infusión de las hojas, vía oral.
  • Jengibre: Infusión de los rizomas, vía oral.
  • Malva: Infusión de toda la planta, vía oral.
  • Milenrama: Infusión de toda la planta, vía oral.
  • Orégano: Infusión de las hojas y flores hervidas en leche, vía oral.
  • Salvia: Infusión de las hojas, vía oral.
  • Tomillo: Infusión de toda la planta, vía oral.

Importante: los tratamientos caseros en ningún momento sustituyen una atención médica. Si bien su uso es muy antiguo y ofrece excelentes resultados; siempre recomendamos visitar a su medico, en caso de complicaciones serias de salud.

Mencionare la preparacion y dosis de 2 remedios caseros, de los dos tipos que mencionamos al principio. Nuevamente comenzaremos con los expectorantes, es decir con aquellos tratamientos que mencionamos primero.

TRATAMIENTOS EXPECTORANTES

ALBAHACA

Preparación: Para infusión echar 1/2 litro de agua hirviendo sobre 4 cucharadas (75 gramos) de hojas de albahaca y dejar reposar 10 minutos.

Dosis: Beber 1/2 taza cada 4 horas durante el dia. Se puede endulzar con miel. Niños: como remedio para la tos dar una cucharada cada 8 horas

ZACATE DE LIMÓN

Preparación: verter 1 taza (8 oz) de agua hirviendo, sobre 1 cucharada de hojas, tallos y rizomas.

Dosis: Beber 1 taza (8 oz) 2 o 3 veces al dia. Niños mitad de la dosis.

TRATAMIENTOS SEDANTES

JENGIBRE

Preparación: Verter 1 taza de agua hirviendo sobre una cucharadita de raíz fresca y dejar reposar durante 5 minutos.

Dosis: Puedes tomar cuando sea necesario. Ten en cuenta que aliviara, esa sensacion rasposa en la garganta.

ORÉGANO

Preparación: verter 1 taza de agua hirviendo sobre dos o tres cucharaditas de hojas, flores y dejar reposar 10 minutos.

Dosis: Beber diariamente 1 ó 2 tazas de 8 oz. Niños: la mitad de la dosis.

Que este invierno, no te tome desprevenido. Prepara tu hogar con algunos remedios caseros, para protegerte y cuidar de los tuyos; si deseas conocer la preparación del resto de medicinas tradicionales que menciona, escribelo en los comentarios y anexare la información a este articulo.

Un saludo a todos y recuerden: El invierno ya esta aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *